EL CAMINO DEL HOMBRE EN LA BÚSQUEDA DE SI MISMO


 

Diversos y penosos los obstáculos que en el transcurso de esta etapa, llamada vida, el hombre, en pleno poder de sus facultades, decide afrontar en su lucha voluntaria con el fin de conseguir entenderse, para así comprender la incógnita permanente: la indiferencia de sus semejantes entre si.

No solo penosos, también insólitos y muchas veces al borde de la locura.

Lucha titánica, ardiente.

Esa es la vida, teñida de diversos colores…ah…vuelvo a lo de indiferencia ¿Será porque no encontramos metas comunes? ¿El ego nos nubla no permitiéndonos ver a nuestro semejante?

Demasiadas distracciones banales, que no nos permiten la reflexión.

Una y otra vez, nuestra mente reconsidera cada uno de los pasos, a semejanza del aquél molino de viento que en su búsqueda partió Don Quijote. Atravesamos con nuestros pensamientos sensaciones pasadas, instantes de regocijo y momentos tristes que quedaron allí, en las profundidades de nuestro raciocinio.

Somos pensantes, emocionales y diría hasta -muchas veces rumiantes – de nuestras apreciaciones. Solemos quedar entrampados en el vericueto de la emociones.

Somos perfectos o no valemos nada. Extremos, que nos alejan del camino real, donde existen tonalidades y texturas diversas.

Ocupados, perdidos en esa maraña, solemos despavoridos huir, sin tomar en cuenta, que esa es nuestra geografía.

Que soy un universo. Color, forma, tramas, en mi Ser habitan.

Hasta allí bien.

¿Más me animo a ver su diversidad e intensidad?

¿Busco conocerlas?  

¿Será falta de tiempo? ¿O es que en realidad me apabulla en mis laberintos entrar?

Sin dudas, debo trasponer la puerta e iniciar el sendero.

“Ungüentos, perfumes y lupa”, tomaré.

Bucearé en cada rincón, pondré poesía para digerir mejor y sanaré heridas…les cuento…será seguramente una estimulante aventura….hasta hacer posible verme, asumirme y sentirme…

No es fácil mirar hacia atrás y observar el camino recorrido.

Allí donde nos equivocamos y caímos. Aquella decepción que nos ocultó la alegría.

Lejanos instantes que el amor sorprendió aquél día.

Vamos por la vida, engalanados por una voluntad que nos mantiene despiertos, no obstante errores, a pesar de fallidos intentos.

Con la mirada en el mañana mejor, tranquilo, llenos de paz, con flores adornando nuestro paso por este mundo.

|||||||||||

*Registrado / Safecreative N°12060617643

3 comentarios sobre “EL CAMINO DEL HOMBRE EN LA BÚSQUEDA DE SI MISMO

  1. de acuerdo con todo lo que dices pero el título me prometía una solución, hallar el camino y no lo veo. A lo mejor en vez de reaccionar con lo que va mal deberíamos cambiar nuestra forma de enfrentar esas dificultades.¿¿¿

    Me gusta

    1. Ante todo, MATILDE, agradezco mil tu llegada y comentario.
      Te diré que analizar el camino recorrido, es una de las formas de reparar errores para no reincidir y ello lo considero positivo, ¿no crees?
      Un abrazote amigaza

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.