Poemas de Rolando Revagliatti


(de su libro ‘Obras completas en verso hasta acá’)

Minas

Las penas son de nosotros,

las vaquitas son ajenas.”

Atahualpa Yupanqui

1

Las minas se van

del bracete con otros

son de los otros las minas

las malas minas

Yo me tomo del brazo

me voy de paseo también.

2

Las penas no me son ajenas

y yo que no me soy ajeno

agarro y pego un alarido

puesto que las minas no me son ajenas

aunque son ajenas

las minas.

*

Me toca

Me toca saludarte

emocionarte

dejarte haciendo que te vayas.

*

Bolero mechado

A ver qué hacés con tanto sol, mostrame

que

no solamente una vez amé en la vida

¡Con lo que me gustaría estar en tus planes!

precisarme

en

diría

la más precisa de las acepciones

Vos me definís (guión) definirías

si te pienso fallezco si te siento

si te cité será que clamo que viniste

ya que es así quedate para siempre

ganas de decirte que tengo que te quiero

ganas libres

la gana

Yo te bendigo atentamente

ven

digo

a mí.

*

Rubia en movimiento

Aparece y desaparece

rubia de verdad

te encuentra en su libreta

y llama por teléfono

cuando ya la olvidaste

viene y no viene

es detenida, pero se va

se deja retener huyendo

equidistante y cariñosa

te exige que la quieras

mientras la querés

te hace dudar

que es lo que precisa creer que advierte

para disparar

para arrancarse de vos

insostenible

tibia

disgustada.

*

Festejo

¡Y yo que te festejaba!

Colgaste de tu cuello la patita

sangrante de mi conejo favorito

¡y yo que te festejaba!

Divinizaste mis quejidos

pero qué te costaba

interceptar la rabia

y la risa.

*

A la vuelta

A la vuelta de la vida

divorciadas

algunas frisan treinta y cinco

pirulos treinta y tres

años treinta.

*

Tropezón

No me engañés con vos

con tu no soy cierta

trabajame de apuro

arrimame una manera de mirarme

que me encauterice

poneme frenético

dale

gravidame

como nunca pudieron

o como pudieron

cuando yo no podía

No me embauqués

cuando no sea tu propósito hacerlo

desprestigiame de a poco

ante mí

prestigiame de golpe

tropezate conmigo una vez

que después siempre.

*

Serás

Serás mía

o si no

no serás nada.

*

De tango

Me dejaste por otro

aunque el otro no existía cuando me dejaste

por otro

Me dejaste

por otro aunque el otro no existía

cuando me dejaste por otro

Me dejaste por otro aunque

el otro no existía cuando

me dejaste por otro

Me dejaste por otro aunque el otro no existía

Cuando me dejaste por otro, el otro no existía

Por qué me dejaste

mi linda Juliana

tu nene es un pájaro

de fuego mojado.

*

La dexyuprilora

Ella se descubrió

su midada de gaba

en una foco

su miyada de gala

en una foro

su mimada de gafa

en una fofo

su mitada de garra

de una fobo

su mixada de gaxa

en una foxo

ella se descubrió

Ella se descubrió

su mifada de gaja

en una fogo

su migada de gaga

en una folo

su minada de gana

en una fono

su mipada de gaña

en una foño

ella se descubrió

Ella se descubrió

su mirada de gata

en una foto.

*

La musa merodeadora

Yo tan sólo veinte años tenía”
Enrique Cadícamo

Hablamos largamente en la plaza

de sus creencias, de mi incredulidad

a qué me dedicaba y qué quería ser

—un levante común el mío, sin sospechar—

y qué nombre le puso a su hijito y por dónde vivía ella

de Nicolás Olivari, más tarde

entre polvo y polvo

lavándose

Yo tan solo veinte años tendría

y no aflojó

—mi segunda puta

aquella merodeadora del Once—:

le tuve que pagar.

*

Ánima

Su suave cadáver se me apareció tres meses

orlada de geranios

y me cebaba un amargo espumoso

la finada.

*

La gata

(a Boni)

Ella es una gata común

pero mi amor por ella no es común

Odio que la critiquen

y la dejo vivir

Me la trajeron de chiquita

la crié solo

yo soy sólo yo en mi casa

y la gata

Es una realista:

me pide la carnaza

topeteándome no exenta de animosidad

Doméstico soy

como mi gata

Quedarán sin decir muchas cositas

que sí revelaré en próxima entrega

Espero haber sido claro muy claro

y literariamente fresco muy fresco.

*

Candidades

10 mujeres se cepillan el pelo

9 hombres se cosen un botón

8 niños se crispan de repente

7 ancianas caminan por el borde

6 mujeres se reconsideran

5 hombres se plagian

4 niñas adolecen

3 ancianos escarban sus bolsillos

y así sucesivamente

dos muletas

un padre nuestro

y cero peso

no nos restañan

ni aun la herida más simétrica.

*

Mal

Es maldita la tempestad

maldita sea la tempestad:

y cae el cielo a terrones.

*

Comida

Pasta de titán

sobre la mesa de la cocinita

Me unté con esa pasta

Y aquí me estoy comiendo

rico y hambriento como siempre.

*

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.