En el quicio de la ventana y de la vida


Pablo se sentó en el quicio de la ventana y encendió un cigarrillo, en las primeras caladas observó el paisaje y cosa extraña, no sintió nada, contrariamente a los buenos momentos que siempre sintió mirando aquel valle de una espléndida belleza. Victoria su esposa, se acerco pausadamente mientras absorbía, muy despacio, el vino de su … Sigue leyendo En el quicio de la ventana y de la vida

El silencio


EL SILENCIO ¿QUÉ QUIEREN QUE LES DIGA?. OCTUBRE 2009. El silencio fue habitando todos los territorios. Al principio creí que era porque a esa hora los rumores de la ciudad se apaciguaban, menos tránsito, poca gente en las calles, la lluvia sobre el asfalto que aplacaba los ecos. Pero un silencio intenso provocaba cierta aprehensión … Sigue leyendo El silencio

La cabeza


Per­so­na­je Úni­co: MU­JER IN­DU­MEN­TA­RIA: a) Tra­je sas­tre ne­gro, mal he­cho. b) Blu­sa con pun­ti­llas. c) Me­dias ma­rro­nes. Va­rios pa­res su­per­pues­tos. En­ro­lla­das ape­nas más arri­ba de las ro­di­llas. d) Za­pa­tos nue­vos. ES­CE­NA­RIO: a) Un ban­qui­to. b) Una mu­ñe­ca sin ca­be­za. Mi­de 1,70 mts. Sin ro­pas. Pa­re­ce un ser hu­ma­no. Ex­ten­di­da, ha­cia arri­ba, en mi­tad del es­ce­na­rio, … Sigue leyendo La cabeza

Abrigar una esperanza


ABRIGAR UNA ESPERANZA .- Así que ha permanecido aquí, en su casa ¿y usted no sabía que era un criminal?. .- Pues no, era un hombre herido. .- Sí, ¡con una bala en el hombro! .-No, yo solo vi un rasguño y me dijo que se lo había hecho con la rama de un olivo. … Sigue leyendo Abrigar una esperanza

“Casa de Muñecas”


Desde el comienzo se ensayó con vestuario. La sirvienta, con cofia. El doctor Rank, con piyama de invierno y chinelas doradas. Krogstad, el procurador, con extenuado sobretodo oscuro y gorra. La señora Linde, normal, de ciudadana contemporánea y argentina. Torbaldo, con smoking. Y Nora Helmer (Casandra) de vedette, con altísimos tacos, brillos, plumas y sostén … Sigue leyendo “Casa de Muñecas”

COSAS QUE OCULTAMOS Y OTRAS QUE PERDURAN


Todo el viaje, de vuelta a casa, lo hicimos en silencio. Mi madre a penas me miraba y si yo no comprendía muy bien por qué, ella me hacía notar que estaba en total desacuerdo con mi conducta. Había llegado a la convicción de que mi madre era de una severidad fuera de toda duda. … Sigue leyendo COSAS QUE OCULTAMOS Y OTRAS QUE PERDURAN

Debut inocuo


          “Yo tan sólo quince años tenía.” Debut inocuo. Un privilegio desusado. Ella, treinta: Rosa, se llamaba. La panza alta, llamativa. Aparte de eso, flaquita. Montón puntual. Soy el elegido. Me pregunta por Álvarez Thomas, la avenida. Ni siquiera sabía yo a cuántas cuadras. Le miro la pechuga. Indico para allá, me atosiga, que si … Sigue leyendo Debut inocuo

Cabalgando por el campo


.- Ya veo, le has dado una patada a la pelota y te has cargado el cristal de la ventana. Y además ¿por qué estás enfadado? El niño sigue en silencio. ¿Qué deseas de tus padres?¿qué te quieran o que te compren chuches? ¿No contestas? ¿Qué vayan al cole a buscarte y que te lleven … Sigue leyendo Cabalgando por el campo

Diálogo entre flores


.- Anda no te acerques este es mi terreno, aquí me plantó el patrono y tengo que dar bellas rosas. .-¡Pues vaya tontería! Las mías son rojas y las tuyas blancas, yo tengo preferencia. .-El blanco es la pureza, la dulzura, yo creo que la patrona me prefiere a mí. .-El rojo es la pasión, … Sigue leyendo Diálogo entre flores

Un encuentro inesperado


Verás Rosa, hay a veces acontecimientos, bueno, circunstancias, diría más bien, que te desconciertan. Llegué ayer, ya muy tarde del viaje que hice al País Vasco con las amigas, dejé la maleta en mi habitación y me fui a darme una ducha, estaba un poco cansada, hasta aquí todo normal, incluso la bella melodía de … Sigue leyendo Un encuentro inesperado