Un encuentro inesperado


Verás Rosa, hay a veces acontecimientos, bueno, circunstancias, diría más bien, que te desconciertan. Llegué ayer, ya muy tarde del viaje que hice al País Vasco con las amigas, dejé la maleta en mi habitación y me fui a darme una ducha, estaba un poco cansada, hasta aquí todo normal, incluso la bella melodía de … Sigue leyendo Un encuentro inesperado

Robar a la naturaleza


(algo que me contó mi vecino) Desde que mi esposa falleció y luego con esta situación del virus “invasor” me he quedado confinado en este pequeño apartamento que es mi casa. Sólo dispongo de dos habitaciones, un baño, una cocina comedor con buenos ventanales, de ahí puedo espiar la calle, con su multitud de coches, … Sigue leyendo Robar a la naturaleza

La vieja de la montaña


Gabriel emprendió la cuesta hacía la casa de su abuela. No estaba muy contento, la próxima semana emprendía los cursos en la Universidad y el piso compartido con dos estudiantes más, todavía tenía algunas cosas que ultimar. Pero su padre había insistido tanto que no tuvo más remedio que ir a ver a la vieja, … Sigue leyendo La vieja de la montaña

El cepo


El cepo y el zulo ¿Qué ha dicho la vieja?Nada en concreto, mi teniente – dijo el soldado.¡Vaya, vaya, la buena señora! ¿Conque no sabe dónde está su hijo?La humilde pieza quedaba a media luz en aquella triste y sombría tarde. Dos soldados armados, un sargento y otro militar de más alta graduación habían irrumpido … Sigue leyendo El cepo

ROBAR A LA NATURALEZA


(algo que me contó mi vecino) Desde que mi esposa falleció y luego con esta situación del virus “invasor” me he quedado confinado en este pequeño apartamento que es mi casa. Sólo dispongo de dos habitaciones, un baño, una cocina comedor con buenos ventanales, de ahí puedo espiar la calle, con su multitud de coches, … Sigue leyendo ROBAR A LA NATURALEZA

En el quicio de la ventana y de la vida


Pablo se sentó en el quicio de la ventana y encendió un cigarrillo, en las primeras caladas observó el paisaje y cosa extraña, no sintió nada, contrariamente a los buenos momentos que siempre sintió mirando aquel valle de una espléndida belleza. Victoria su esposa, se acerco pausadamente mientras absorbía, muy despacio, el vino de su … Sigue leyendo En el quicio de la ventana y de la vida

El silencio


EL SILENCIO ¿QUÉ QUIEREN QUE LES DIGA?. OCTUBRE 2009. El silencio fue habitando todos los territorios. Al principio creí que era porque a esa hora los rumores de la ciudad se apaciguaban, menos tránsito, poca gente en las calles, la lluvia sobre el asfalto que aplacaba los ecos. Pero un silencio intenso provocaba cierta aprehensión … Sigue leyendo El silencio

La cabeza


Per­so­na­je Úni­co: MU­JER IN­DU­MEN­TA­RIA: a) Tra­je sas­tre ne­gro, mal he­cho. b) Blu­sa con pun­ti­llas. c) Me­dias ma­rro­nes. Va­rios pa­res su­per­pues­tos. En­ro­lla­das ape­nas más arri­ba de las ro­di­llas. d) Za­pa­tos nue­vos. ES­CE­NA­RIO: a) Un ban­qui­to. b) Una mu­ñe­ca sin ca­be­za. Mi­de 1,70 mts. Sin ro­pas. Pa­re­ce un ser hu­ma­no. Ex­ten­di­da, ha­cia arri­ba, en mi­tad del es­ce­na­rio, … Sigue leyendo La cabeza

Abrigar una esperanza


ABRIGAR UNA ESPERANZA .- Así que ha permanecido aquí, en su casa ¿y usted no sabía que era un criminal?. .- Pues no, era un hombre herido. .- Sí, ¡con una bala en el hombro! .-No, yo solo vi un rasguño y me dijo que se lo había hecho con la rama de un olivo. … Sigue leyendo Abrigar una esperanza

“Casa de Muñecas”


Desde el comienzo se ensayó con vestuario. La sirvienta, con cofia. El doctor Rank, con piyama de invierno y chinelas doradas. Krogstad, el procurador, con extenuado sobretodo oscuro y gorra. La señora Linde, normal, de ciudadana contemporánea y argentina. Torbaldo, con smoking. Y Nora Helmer (Casandra) de vedette, con altísimos tacos, brillos, plumas y sostén … Sigue leyendo “Casa de Muñecas”