El primer vientre alquilado


Desde hace cuatro días me llevaron a una habitación de la casa grande. Una mujer empezó a ocuparse de mi como si fuera un objeto. No me hablaba pero me trataba con gentileza. Cada día masajeaba mi cuerpo con miel y luego lo inmergía en aguas perfumadas. No sabía el por qué de todas esas atenciones. Me dio alimentos deliciosos y me vistió con una túnica blanca. Hasta ahora yo había sido una esclava que trabajaba duro de la mañana a la noche, que comía y dormía en el suelo.

Soy egipcia , mi familia me vendió porque no podía alimentarme. Unos hombres me compraron en el mercado y llegué a esta casa junto con otras seis desdichadas . Estoy en la casa de Abraham, el patriarca.
A la esposa la vi pocas veces, es hermosa a pesar de la edad. Su andar altanero me impresionó, parece una reina. 
La mujer que se ocupaba de mi me habló hoy por primera vez . Sabe mi idioma. Me dijo que esa noche recibiría la visita del patrón y también otras veces hasta quedar embarazada. El hijo de mi vientre pertenecerá a Sara y a Abraham. Esa es la ley. Yo, Agar, seré solo el cuenco donde germinará la semilla.

3 comentarios sobre “El primer vientre alquilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .