Jesús se quiere ir


.-Bueno, lo has puesto todo en la mochila, veo que estás decidido a irte. .-Pues si, estoy harto de aguantar esta situación. .-Queras decir que estás cansado de aguantarme a mí, a tu abuelo. El muchacho se quedó parado, no sabiendo que contestar, esta vez el abuelo había sido contundente, como siempre normalmente, pero ahora … Sigue leyendo Jesús se quiere ir

Crucero por el Mediterráneo


Por fin parece que íbamos a poder realizar el crucero que tanta ilusión nos hacía, una vez superados una serie de pequeños inconvenientes que surgieron en los dos últimos meses de espera. Floreal nos llevó a Elvira y a mí hasta la estación de Alicante, llovía a cántaros y yo me preguntaba a donde había … Sigue leyendo Crucero por el Mediterráneo

Vuelta a casa


Corría rauda una lágrima por su mejilla; él mismo estaba asustado, le habían pegado y amedrantado. Esperaba más golpes. Pero en ese momento el niño miró hacia la puerta que se abría renqueando como de costumbre. Entro la madre aterida de frío, sus ojos se fijaron en el “hallar” que seguía apagado, ni una ligera … Sigue leyendo Vuelta a casa

Subir y bajar


Mi querida Paula, acabo de llegar a casa de mi madre. No te asustes, he dejado la playa. Bueno he dejado la casa, he dejado a Pablo. No debería extrañarme de verme aquí, pues recuerdo todo lo que hablamos. No quise creerte, nunca pensé que mi marido me sería infiel. De la forma que lo … Sigue leyendo Subir y bajar

Ajustando la conducta


      Decir a estas alturas que estamos en crisis o que la crisis económica está poniéndonos en un estado de alarma y de desazón total, que nos tememos que este “Estado del bienestar” (?), que dicen algunos, se nos puede ir al diablo, no es decir nada nuevo, empezar a estudiar estrategias de conducta y … Sigue leyendo Ajustando la conducta

Pedro


El patio era pequeño y cubierto de plantas, en medio una puerta ancha y bajita, había que inclinar un poco la cabeza para poder entrar. En cambio el color de la madera era brillante. Pensé que las dos mujeres que compartían la vivienda eran muy hacendosas. - Compra el pan y la leche y yo … Sigue leyendo Pedro

Paloma


Ya veo que has vuelto, no queda ni un solo grano de arroz del que deposité en el anaquel de la ventana. ¡Tenías hambre! Ya sé, igual que siempre. ¿Pero qué pasa? Te veo más agitada, más nerviosa. Antes tu pareja encovaba a los pequeñines, hacía de clueca y tú podías ir más lejos a … Sigue leyendo Paloma

Noche


Me he acercado a la ventana para observar el patio, es de noche, noche negra y cerrada. Ni una pequeña luz se deja ver. Todo es intensa oscuridad, pero presiento que debe de hacer buen tiempo y abro una rendija de mi ventana. Estamos todavía en invierno, aunque la osada primavera empieza a empujar, no … Sigue leyendo Noche

Leyendo un libro de soslayo


Mateo estaba aburrido, su mujer iba cada verano a ver a su tía Eulalia, bien hay que decir que gracias a ella el matrimonio podía pasar unos días de vacaciones en la playa, la tía era espléndida en sus planes y generosa a fin de cuentas. Mateo no soportaba la cháchara que tía y sobrina … Sigue leyendo Leyendo un libro de soslayo

Las llaves


Javier entró en la casa dejando caer la maleta y sentándose en el sillón completamente agotado. Tantas horas de vuelo, el incómodo asiento, lo que tuvo que caminar para encontrar un taxi, en fin, toda había contribuido a aquel cansancio que lo dejó postrado más de una hora en el cómodo sillón de tía Eulalia. … Sigue leyendo Las llaves