El ruido del silencio


A veces es agradable, otras molesta, así es el ruido del silencio.
A mí particularmente, me agrada porque tranquiliza, puedo concentrarme y, pensar mejor en diferentes aspectos de la vida. Como por ejemplo la paz interior, la salud integral, como dicen en estos tiempos modernos, la naturaleza, los seres humanos, y… la paz del mundo entero.
Un mundo que jamás vimos ni conocimos, hasta que llegó la globalización. Estamos en capacidad de saber al detalle lo que acaba de suceder en cualquier rincón de la tierra, así sea el más apartado.
Es fascinante escuchar las últimas noticias de lo que acaba de acontecer, en China, Rusia, Canadá, Latinoamérica, desde un país tan pequeño y a la vez tan poderosos como lo es Israel, la Tierra Prometida, la Tierra Santa, la de nuestros antepasados !!!!!
Las vivencias, experiencias, sensaciones son tan diversas y variadas, que cada quien lo experimenta a su manera.
Vivir en Israel, después de haber nacido, y vivido más de la mitad en América del Sur, en Venezuela, no es fácil !! 
En ese país  maravilloso y …”tocado por la mano de Dios…”. Haber dejado atrás seres queridos, un pasado de muchos años, no fue tarea fácil, pero a pesar de las adversidades, lo logré.
Vivo en Israel hace más de 12 años, apenas desde hace poco tiempo he logrado  defenderme en hebreo, un idioma diferente, nada parecido al español, francés o italiano. Pero aquí estoy feliz, después de haber sufrido, llorado y sentido la barrera del idioma, las costumbres y manera de pensar de la gente.
Sí, los israelíes son personas duras, agresivas, pero tienen motivos de sobra para serlo. En el fondo son “humanos y cariñosos”, con excepciones como en todo. Ahora los entiendo mejor, lo he asimilado y en ocasiones me siento igual. Vivo hoy, porque no sabemos qué sucederá mañana. Así debe ser.
¡Al fin! después de 12 años creo que de verdad que lo comprendo. El ruido del silencio me ha ayudado a pensar, a entender…
Regina Mizrahi

3 comentarios sobre “El ruido del silencio

  1. Entiendo y comprendo tu sentir.
    El hecho de haber dejado detrás, aquél terruño que te vio nacer, familia, amigos y un pedazo de ti misma, no es fácil, y más lograr aclimatarse a esta vieja/nueva tierra, con todo lo que ello involucra.
    Gracias por compartir tus sentimientos.
    Shalom

    Me gusta

  2. de acuerdo con el ruido del silencio,pero existe también el silencio del ruido que es el que se logra cuando estamos dedicados con toda concentración en una rarea y no escuchamos el bullicio que nos rodea. Buentexto, te felicito. Yvette Schyer

    Le gusta a 1 persona

Responder a Beto Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.