Colectivismo e individualismo


            Cuantas veces nos habremos preguntado  que hace que los pueblos se muevan, que fuerza interna los empuja hacia una u otra finalidad.

            Observamos colectivos empujados por ilusiones determinadas hacía metas definidas, no siempre progresistas aunque quieran aparentarlo. Ilusiones y proyectos que enardecen a un colectivo determinado como a individuos particulares.

Por eso nos llama tanto la atención que dentro de un colectivo, artístico, económico, político y de la índole que sea, alguien destaca más que los demás, la idea fundamental que los anida, parece que fluye más en una sola persona que en todo el resto empujando con más fuerza en el proyecto emprendido,¿qué fuerza empuja a ese individuo más que al resto del grupo? ¿por qué este violoncelista interpreta mejor este solo? Porque es el virtuoso, como suelen decirle. Y bien es verdad que esta persona destaca del resto del conjunto por su gran habilidad, pero se apoya y se nutre del conjunto, porque nace de él y a él se debe.

            Este suele ser el argumento que se esgrime para hacerte comprender que “no todos somos iguales” y aquí se  aplica que por lo tanto, unos merecen más recompensa que otros,  de ahí, toda esa gama de injusticias que vivimos. Hay que montar un argumento, estructura política o lo que sea que de forma piramidal justifique la diferencia abismal entre los que están abajo, sosteniendo normalmente todo el edificio y los que están arriba, ordenando algo y llevándose la mayor parte de los  beneficios

Visto así, parece un argumento solido, el cual no se puede discutir. Durante la “guerra fría”, se dieron grandes debates con arreglo al individualismo, identificado por los EE.UU, en donde el valor individual era sinónimo de triunfo, tanto personal, como económico. En cambio el sistema colectivo se identificaba con la Unión Soviética, o sea con el comunismo. Si tuviéramos que presentar un estudio de uno u otro sistema el trabajo sería exhaustivo  de los elementos que se pueden poner del lado de un argumento como del otro.

Hoy ya se puede afirmar, por lo menos así lo hacen muchos politólogos y sociólogos  que el individualismo le ha ganado la batalla, al colectivismo. Nosotros no estamos tan seguros. Primero porque en Rusia, gobernaba una dictadura y de colectivismo nada, eran los planes quinquenales planeados a miles de kilómetros, lejos de la realidad del espacio físico y humano en el cual se querían aplicar. Luego hay un concepto al que se le ha dado poca importancia, en cambio, nos parece que a la hora de llevar a cabo cualquier proyecto cobra importancia total, ese es: la propiedad.

Así es, el concepto de propiedad que tan profunda y detalladamente expuso Jean Pierre Proudhone, nos da un elemento de reflexión: La gran diferencia que existe cuando una persona ejecuta una orden que emana de un jefe superior o  cuando esa persona realiza un trabajo porque lo hace suyo, en fin, porque le pertenece, porque es de su responsabilidad, porque lo interpreta como algo que le pertenece. He aquí la fuerza de un concepto de propiedad que hace que las cosas se muevan con más firmeza. De tal forma que tanto los grupos políticos, ideológicos,  y mayormente los religiosos toman una fuerza inusitada.

Pero seguimos preguntándonos: ¿qué da la fuerza al ser humano para empujar al colectivo hacía un progreso constante? Bien es verdad que las capacidades son muchas y diversas y la voluntad de un  proyecto igualmente lo es.

También nos gustaría proponer que: ¿por que no intentar conjuntar los dos conceptos?. Preñados de individualismo hacía un bien colectivo, en donde el valor de cada uno sea respetado, fomentado en un bien común,  eso sería, en esencia, una vía abierta hacia el federalismo A veces los proyectos nacen de sueños o de ideas que se pretendían utópicas pero que con ellas el progreso no se ha detenido en absoluto.

Salomé Moltó 

Un comentario sobre “Colectivismo e individualismo

  1. …a fin de cuentas, un colectivo no es sino una suma de individualidades que ponen su talento, su habilidad, su ilusión, en un proyecto conjunto en el que cada cual asume su responsabilidad para el bien común.

    Me gusta

Responder a Una mirada... Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.