Versos hambrientos


En un cuento

Versos hambrientos

danzan quebrados

Una flecha

interrumpe la complicidad

Gatean las estrofas

escondiéndose

entre las vocales

que aplauden.

Agustín

En la noche encapotada

fluctúan

borrosas formas

que generan incertidumbre

La osadía del viento

en busca de espacio

hostiga la insonoridad

En garganta de lata

el sortilegio de unas cuerdas

derraman añoranzas.

Agustín

a pasos desorbitados

se acomoda en el banco de la plaza

y dispara-

Evaporarse

Evapórase

un místico:

la pluma excitada

devela

el legado

que germina en rey.

Facetas

Otórgase

suntuosidad al impulsivo

mientras

fondea la lujuria

y así:

cuenca a la imaginación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.