El ruido del silencio


Cierta vez…no se escuchó el sonar de la campana
ni tampoco el canto del pajarillo.

Cierta vez… el sol no amaneció

ni tampoco brilló la luna.

Cierta vez…el mar no trajo las olas
ni tampoco llegó la marea.

Cierta vez…nada pasó
ni tampoco alguien se percató.

Cierta vez…el mundo llegó a su fin
y nadie lo lloró.

Beto Brom

Galilea, Israel

5 comentarios sobre “El ruido del silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .