El mal y la maldad (ensayo)



El mal en el antiguo testamento:

Génesis:
En el idílico escenario del Edén aparece el mal personificado en la figura de la serpiente . Progresando en la narración bíblica encontramos a Caín, el primer asesino, y a Jacov, que con el engaño roba la primogenitura a su hermano Esau por un plato de lentejas.
La historia de José y sus once hermanos nos pone ante la ejecución de un mal colectivo.
En los sucesivos relatos se repiten la presencia del mal y el conflicto entre hermanos.

El mal en el folklore:

Los países escandinavos con su rica mitología de monstruos y brujas son el mejor ejemplo.Estos personajes siembran el mal a manos llenas y cuentan con una vasta serie de animales que lo representan simbólicamente : el cuervo, el murciélago,las ratas, las arañas…
En el folklore sudamericano la representación del mal asume diversos nombres. Un ejemplo es el Walichú o Gualicho.
Para los Tehuelches Háleksem había nacido en las Sierras de Tandil y desde allí el espíritu maligno extendió su mal por la Patagonia, para infligir todo tipo de sufrimientos.Roba niños y asusta a las mujeres, razón por la cual viejos tehuelches dicen que Gualicho en realidad era una diabla.

Gualicho es invisible y no se le asigna una forma definitiva. Se le atribuyen todos los males y desgracias. Cuando se dice que alguien está engualichado, significa que en su interior está metido el genio del mal patagónico.
Gualicho deriva de Hualichú, palabra araucana, que significa “alrededor de la gente”.

El Mal en literatura:

Al abordar el tema del mal se puede prescindir de la telogóa del demonio y de toda la imaginería asociada a él, pero no se puede ignorar a la literatura y sus metáforas. Una primera consideración, en cierto modo superficial, podría implicar que la literatura, con sus tramas y personajes, nos podría ofrecer en general un panorama amplio del tema pero muchas veces la ficción poética se instala en un cruce entre filosofía y poesía.

Para nombrar algunos de los dilemas y enigmas de la acción humana relacionados con el mal veremos cómo lo encara Dostoievski quien en Crimen y castigo nos presenta a Rodión Raskónikov, un personaje que reconociendo en sí mismo la capacidad de ejercer el mal desarrolla toda una teoría orientada hacia el nihilismo:la nada.
Kafka por su parte con su peronaje K de El Proceso nos presenta a la víctima del mal,no a su ejecutor como en el autor ruso.

En el Doktor Faustus de Tomas Mann asistimos a un pacto demoníaco. En esta novela de T.Mann el tema del mal está enfocado desde el ángulo del compromiso,el canjeo y el subsiguiente sentido de culpa y castigo.

La peste de Camus enfoca el problema del mal en un contexto colectivo en la que muchos han visto una alegoría del la ocupación de Francia por los nazis entre 1941 y 1944

Kant nos dice que el mal es un actuar, un obrar.
El desarrollo de la modernidad cambió paulatinamente este panorama que fue superado por un evento histórico que adquirió para sí el nombre de un lugar: Auschwitz, considerado, para muchos, un auténtico “epicentro” del problema del mal contemporáneo.

El mal en la literatura infantil:

Los pedagogos afirman que la presencia del mal en la trama de casi todos loa cuentos dedicados a los niños es una necesidad que sirve para enseñar que el mal reside en la cobardía y la estupidez y convierten el conflicto en un proceso educativo:enseñando el mal, se aprende a reconocerlo y a combatirlo.
¿A qué se reduciría el cuento de Blanca Nieves sin la madrasta malvada que ordena su muerte para que su belleza no le haga sombra?
¿Dónde encontraríamos el interés del relato de Cenicienta sin la presencia de sus dos hermanastras y de la madrastra ¿Qué sería de caperucita sin la presencia del lobo?
Evidentemente sin el mal no se puede escribir una historia con tensión e intriga.
Ya lo afirmó Oscar Wilde escribiendo:”LA GENTE FELIZ NO TIENE HISTORIA”

9 comentarios sobre “El mal y la maldad (ensayo)

  1. ¡Excelente tu trabajo Matilde! No se si concordamos en todo, pero aqui expones mucho de la sabiduria humana, dentro de la cual, el mal es un topico de excelencia. Pero, al fin y al cabo ¿no se trata de una creacion humana?

    Me gusta

    1. gracias por tu comentario Kosas. No es una creación. La creación es algo que se Hace. La maldad es una emoción o un instinto ,no sé pero vemos que incurre en todos los campos. .Muchos humanos sucumben a ella otros luchan para erradicarla de su conducta de sus pensamientos y de su obrar. Gracias otra vez.

      Me gusta

      1. La creación es el termino… instinto, que no existe ni es palpable, propio de Thomas Hobbes. El ser humano nace con ciertos caracteres congénitos, pero es el medio, sociedad, padres y demás, los que van a permitir configurar una persona positiva o un dechado de sufrimiento, por la palizas “educativas” propinadas por sus progenitores.

        Me gusta

  2. o.k. de acuerdo,¿no sería interesante invitar a los amigos de Kosas a escribir su propio concepto del mal. Yo siendo una judía budista aprendí a apartarme de las personas que llevan esa penosa carga. Personas negativas en general .Estoy por la compasión y la ayuda mutua.

    Me gusta

  3. . sIN filosofar demasiado,personalmente que creo que existe La Maldad pero tuve la suerte de no enconrme en contacto con gente malvada. Antipáticos contreras, envidiosos si…pro malo malo, solo en la literatura.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.