Abrigar una esperanza


.- Así que ha permanecido aquí, en su casa ¿y usted no sabía que era un criminal?. .- Pues no, era un hombre herido. .- Sí, ¡con una bala en el hombro! .-No, yo sólo vi un rasguño y me dijo que se lo había hecho con la  rama de un olivo. .-¿Sabe usted que … Sigue leyendo Abrigar una esperanza