El fuego, bien o mal


Estamos muy influenciados por dos conceptos: ”El Bien y el Mal”. Tema sumamente importante en el devenir de la historia que aporta principalmente nuestra cultura que se la denomina “judío-cristiana” y lo más sorprendente los matices y tendencias que cada religión le da y las subdivisiones con que nos encontramos.

Un ejemplo que nos podía llevar a una concreción, o por lo menos a abrir un camino de análisis sería el siguiente:

EL FUEGO ES UN BIEN O UN MAL” Si voy por la sierra y tengo frio y encuentro a un grupo de personas calentándose en una fogata y me acerco y me caliento en el fuego, salvo la vida, aquí el fuego es un bien, pero si mi ropa se prende del fuego y me quemo, el fuego es un mal, pues puedo morir.

Así que podemos pensar que el bien y el mal lo son, según el uso que hacemos de él. Esto sería una deducción materialista, por supuesto, pero si entramos en el sentido religioso, las deducciones serian interminables y según que religión nunca llegaríamos a una deducción concreta.

Si es el hombre, que da su opinión y según a que religión pertenezca, nos dice lo que su Dios le ha dicho, ser que nadie ha visto, pero que muchos se otorgan su representatividad.

DOMINAR AL HOMBRE PARA ESCLAVIZARLO” y esta sería la esencia de una sociedad estructurada piramidalmente, como lo son los ejércitos y las religiones.

El líder, o el jefe, el patrón, en fin el que manda. Se sitúa en la cúspide y al mando de cualquier estructura y va diciendo lo que se tiene que hacer.

Pero también han salido otras estructuras sociales, las HORIZONTALES, donde las obligaciones, las responsabilidades y los deberes se repartirían por igual, y así el mal es menos mal y el bien es más bien.

Pero necesitamos un líder que nos diga qué tenemos que hacer, dicen algunos, y si dice de ir a la guerra, a matar, ¿lo aceptamos? Sí, porque él sabe lo que hay que hacer, craso error, sabe lo que hay que hacer según su ego, interés económico y demás, pero nunca lo que le conviene al pueblo, porque para él, para el líder, el pueblo no significa absolutamente nada, así que apostamos a que cada cual sepa gobernarse a si mismo, sin líderes y uniéndose a los demás en un bien común.

Salomé Moltó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .