¡Los colores y sus matices!


Los colores son un regalo de D´s que muchos ni siquiera sabemos apreciar. La gama de colores que tenemos a nuestra disposición podría decirse que es infinita, ni más ni menos, porque puede comenzar con el negro y terminar con el blanco. Entre esos dos colores hay muchos más. El color es la percepción visual del reflejo que ilumina las superficies y rebota en nuestra retina. Hay colores primarios y secundarios, por ejemplo, el color negro y lo percibimos en la oscuridad o casi sin luz. Este color tiene significados psicológicos y culturales que podrían ser positivos, negativos o neutros. En realidad el negro representa la oscuridad, la muerte, el mal o el misterio. Pero al mismo tiempo es la elegancia, la autoridad o el prestigio. El color blanco se relaciona con las emociones que produce en la gente. Transmite limpieza, pureza, paz, porque se asocia con la paz, lo virginal, lo puro, libertad. El color rojo representa la sangre, el fuego, el calor, la revolución, la pasión, la acción y la fuerza. Tiene un temperamento vital, ambicioso y material, y se deja llevar por el impulso, más que por la reflexión. También es amor y guerra. El color verde es el que se asocia con los efectos que produce en una persona. El verde transmite serenidad, calma y paz. Además en lo que tiene que ver con la salud, o el medio ambiente se utiliza mucho. Además como se relaciona con la naturaleza es un, sirve para relajar la mente y el cuerpo. Su significado bíblico es la inmortalidad. El verde es el color de los árboles, casi todas las plantas y eso quiere decir que es el mundo natural, la tranquilidad, la ecología. Es el color de las finanzas, la riqueza. El verde oscuro también significa prestigio y abundancia. El verde significa esperanza, cuando creemos que todo está perdido en el amor, podemos llenar nuestro amor de esperanza y pelear para salvarlo y si tenemos la capacidad podemos llevar y regalar esperanzas a aquellos que la necesitan. El color azul es un color frío como el verde o el violeta. El azul es estabilidad, se asocia ala profundidad, al orden de lo sagrado, a la inmortalidad y al poder. Representa libertad, lealtad, armonía, fidelidad, seriedad y verdad. El color amarillo es el color del oro, del sol. Representa la alegría, la felicidad, la acción. El amarillo es uno de los colores más ambiguos porque al mismo tiempo puede ser envidia, traición o ira. El amarillo se volvió un símbolo de la capacidad de ver, de elevarse por encima de todo, contemplar y comprender. Podemos entregar nuestro amor y hacer feliz a una persona a través de él, brindando alegría y felicidad a cada momento. Para el Judaísmo los colores son: azul, amarillo, verde, rojo y blanco. Una de las leyes más importantes para los judíos es que los israelíes aten hilos azules en los flecos de sus mantos de rezos, para recordar a D´s y los mandamientos, también al cielo. Explicó Benjamín David Kaplan en alusión al Talmud, obra principal del judaísmo, por lo que este color se considera divino. Kaplan, nació en 1933, es un filósofo y lógico, enseña en la Universidad de California en Los Ángeles. Su trabajo filosófico se centra en la lógica, la filosofía del lenguaje, la metafísica y la epistemología, pero es conocido principalmente por su trabajo sobre los demostrativos. El color amarillo, con la estrella amarilla Introducida por los nazis como primer signo de la estigmatización social de los judíos, la marca discriminatoria conocida por las masas antisemitas como Judenstern no fue más que la inversión de una idea expresada por el notable teólogo y filósofo judeo-alemán Franz Rosenzweig (1886–1929). Los funcionarios nazis implementaron la insignia judía, una insignia que identificaba y así se marcaban a los judíos, ente 1939 y 1945. Lo llevaron a la práctica y era normal, ya que anticipaba la deportación de los judíos a los centros y guetos de exterminio en la Europa Oriental ocupada por los alemanes. Es interesante mencionar que en el transcurso de más de 10 siglos, los califas musulmanes, los obispos medievales y los líderes nazis usaron una insignia para identificar y marcar a los judíos!. La “insignia judía” desapareció de la Europa Occidental al comenzar la Revolución Francesa en el siglo XVIII y la emancipación judía del siglo XIX. Cabe recordar que durante la era nazi, las autoridades alemanas introdujeron la insignia judía como un factor fundamental en su plan para seguir y destruir a la población judía de Europa. Usaban la insignia no solo para marcarlos y humillarlos, también para segregarlos, vigilar y controlar sus movimientos. Con esa insignia era más simple deportación. Se pueden decir un sin fin de hecho terrorífico por los que pasaron los judíos esos años. Es muy doloroso, triste y produce una rabia que en esos años hayan muerto injustamente y de forma tan feroz 6 millones de inocentes, simplemente por ser alemanes, amar su patria y sobre todo ser judíos. En la Segunda Guerra Mundial murieron millones de personas de diversas naciones, asesinados por los “amigos” de Adolf Hitler un ser obsesivo al igual que todos ellos que realizaron experimentos inimaginables, con bebés, niños, mujeres, hombre, ancianos, para satisfacer su ego. Al finalizar la guerra, muchos escaparon, cambiaron de identidad y si fueron apresados imploraban clemencia. Qué cinismo de semejantes asesinos. Desde el blanco de las túnicas de la antigüedad, el amarillo que llevaban los judíos de la Edad Media, el verde de la Tierra Prometida hasta el azul y blanco de la bandera de Israel; los colores de los judíos poseen su luminosidad, su tonalidad y su pureza, con todo lo que significan en nuestro imaginario colectivo. El color del judaísmo puede ser, para cada quien, lo que pinta este color en su memoria: la luz especial que traspasa los vitrales de la sinagoga de nuestra infancia, por ejemplo, o las tenues llamas de la Janukiyá, encendidas en familia. Agradezco a D´s porque me siento orgullosa de ser judía, porque tengo la capacidad de entender lo pavorosa y atroz que fue la vida de mis antepasados y porque a pesar de ese cruel pasado, los judíos del mundo podemos ser felices, SIN OLVIDAR JAMÁS nuestra historia.

Regina Mizrahi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .