Un hijo


Un hijo es el sentimiento más profundo, es  doloroso, causa un sufrimiento tan grande es indefinido ver o escuchar cómo es posible que hayan madres que dejan a sus pequeños en la calle, a las puertas de un hospital, después de haberlos llevado tan cerca de su corazón, en su propio vientre!.

Es triste observar el sufrimiento de una criatura inocente porque pasa hambre, no tiene un techo ni una cobija, tan pequeño ya le toca vivir o padecer todo eso. Sentir miedo, pasar por una guerra, ver tan cerca la muerte.
No hay derecho, no ! que existan en este mundo, en pleno Siglo XXI niños pasando tantos apuros, cuando existe tanta gente pudiente, Organismos Internacionales, Fundaciones Pro Ayuda para la Infancia, etc, etc.
Nada, absolutamente nada justifica el hecho de que en todo el Planeta Tierra haya miles de pequeños e inocentes seres viviendo con temores, hambre, penurias, quién sabe cuántas cosas más.
Recientemente, en Venezuela han fallecido muchos pequeños y grandes por falta de una aspirina, un tratamiento médico. Se dio el caso de un niño que deseaba vivir, pero…no consiguió las medicinas, a  los pocos días falleció como tantos otros en otras latitudes. Una de ellas, Siria,  donde a diario los pequeños no solo mueren, son vejados, abandonados por sus familiares por falta de recursos.
Dios, esa realidad es tan dolorosa que muchos sienten la impotencia, tratan de colaborar, pero son tantos y tan pobres.
Causa un sentimiento imposible de definir, ver a un pequeño trabajando, pidiendo para ayudar a su madre y a sus hermanos, cuando él debería estar estudiando, aprendiendo para enfrentar la vida. Esa vida que lo castigó tan severamente. Cuántos de ellos no lo resisten y ….se van de este mundo. Como reaccionan una madre o un padres al ver eso.
No, no y no es justo que los políticos, y los gobernantes discutan, prometan, propongan y..mientras en cualquier lugar, sea África, Asia, Medio Oriente o América tantos seres padezcan  miserias.
Es urgente que reaccionemos, que hagamos algo al respecto.
Aclaro que no tuve hijos.
Regina Mizrahi

Un comentario sobre “Un hijo

  1. Es cierto todo lo que decís, es doloroso. Pero aún lo es más recibir correos de Argentina donde para justificar la inmensa deuda externa que está produciendo el “macrismo”, con total desparpajo dicen ¿y qué? ¿que la van a pagar nuestros hijos y nietos? que la paguen, pero mientras tanto nosotros podemos disfrutar de buenas autovías, y etc. etc. Tal vez quien deja abandonado un hijo a las puertas de una institución de caridad, piensa que es por el bien del bebé (aunque ese desprendimiento le produzca muchísimo dolor); pero es peor, muchísimo peor, la manera de pensar de estos descerebrados que no les importa el futuro de las generaciones venideras en general. Muy bueno tu artículo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.