Capeando el temporal


– A ver: “Ya con la fe perdida voy recorriendo del mundo el retrotero /

viendo que son iguales al primero / los últimos errores de la vida.

– ¡Ah sí, Campoamor!

– Acertada. Ahora veamos este poema de quien es. Te toca a ti Marita

“Hasta que el pueblo no las canta, / las coplas, coplas no son. / Y cuando

las canta el pueblo, ya nadie sabe el autor. / Procura tú que tus coplas

vayan al pueblo a parar, / aunque dejen de ser tuyas / para ser de los

demás. / Que al volcar tu corazón en el alma popular / lo que se pierde

de fama, / se gana de eternidad.

– Pues… no sé.

– ¡Yo sí, yo sí! Antonio Machado.

– Acertada. Venga Pedro, ahora tú, anímate a ver si aciertas. Y no te

preocupes, tan pronto deje de nevar iremos a dar un paseo y a pisar la

nieve.

“Siempre habrá nieve altanera / que cubra el monte de armiño/ Y agua

humilde que trabaje, en la presa del molino / / Y siempre habrá un sol

también / un sol verdugo y amigo / Que trueque en llanto la nieve/ Y en

nube el agua del rio”.

– Pues no tengo ni idea. ¿No podemos salir ya profe?

– Pues no. Ese poema tan hermoso es de León Felipe. Es menos conocido

que los otros, pero de un gran valor.

– Ya veo, pero nos lo está poniendo difícil.

– A ver éste, sólo una estrofa “Y yo me la llevé al río creyendo que era

mozuela, pero tenía marío”.

– ¡Ah, ese sí! Federico García Lorca.

– Sí, por cierto asesinado en los primeros días del levantamiento fascista

previo a la guerra civil.

– Bueno, y éste “Bendita sea la gente / que no admite ataduras. / Bendita

la gente dura / que no se deja ensillar / ni toma gusto al pan amasado en

servidumbre. / Bendito sea el que alumbre de nuevo la Libertad”

– ¡Vaya silencio! Ya veo que nadie lo sabe.

– No sabemos el nombre del autor, pero es de un país de América ¿Cuál?

-¡Brasil!

– Pues no, Argentina.

– Vaya, a los argentinos les da por la literatura.

– Pues sí, veamos pequeños trozos de autores argentinos: “Ese nervio

secreto que impele/con tu pecho herido, desgarrado/como un verbo rima

engarzado/ y es más pulso tal vez cuando os duele” Aquí tenemos a R.

Leiro.

– “Sentado bajo el árbol / te veo pasar/ Me da tanta pena ver cómo vas:

/A veces apurado, otras, lento y calmo/ Mido tu angustia con la mía”…

Aquí Pannone.

– “Mañana no sabemos si la guerra /Olvidando firmas y tratados/Volverá

entre llantos y miserias /Invadiendo derechos amparados”… Y Elsa Solí

(Nalo).

-”No oculto la verdad /no me hagas de modestia /No finjo que escribo

para mí misma/Soy una ególatra poeta y exijo mi derecho/a la soledad

perpetua”. Y por ultimar a Teresinka Pereira.

– En fin, ¡hay tantos!

– Sí, ya, pero ha dejado de nevar

– Buenos chavales, nos vamos de excursión. Aunque podríamos en el

paseo…

– Deje, deje profe, vamos a ver los hurones, las liebres y demás. A lo

mejor vemos algún que otro jabalí.

Salomé Moltó

3 comentarios sobre “Capeando el temporal

    1. Quieren ir a pisar la nieve, la naturaleza les encanta más. Con el tiempo irán descubriendo otras bellezas, entre ellas la poesía

      El 30/7/21 a las 20:15, Kosas y algo mas escribió: > WordPress.com >

      Me gusta

    2. Veras César, he realizado dos viajes a Argentina, allí también tengo familiares.En el segundo viaje presenté mi libro. Y ya ves los argentinos me enamoraron!!!!!!!!!!!!!!!

      El 30/7/21 a las 20:15, Kosas y algo mas escribió: > WordPress.com >

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .