Amar y querer


DOS SENTIMIENTOS QUE MUEVEN A LA HUMANIDAD


Aunque parezca mentira es una gran verdad Amar y Querer son dos sentimientos que mueven a la humanidad.
Amar es un sentimiento profundo y verdadero hacia otra persona, mientras que querer es igualmente un sentimiento intenso, pero no es romántico.
Amar y querer son dos palabras que utilizamos en diferentes situaciones de nuestra vida. No se sienten de la misma manera.
De acuerdo a la escritora Ángela Becerra, “El amor es la columna vertebral sobre la que descansa la vida, el sentimiento máximo y más puro que une a los seres humanos. El amor novelado es el amor mortal, amenazado, condenado, frustrado, imposible. El mito actúa cuando la pasión es soñada como un ideal”.
Amar o estar enamorado es una sensación tan grata que nos alegra la vida y aún más cuando somos realmente correspondidos. Una persona enamorada es al mismo tiempo feliz, vive entusiasmada, es capaz de hacer cualquier cosa por el ser que ama, sin ningún egoísmo.
Lo triste, por decirlo de alguna manera, es que muchas personas jamás han amado, porque nunca han vivido esa sensación y no les importa el amor de otro ser hacia ellas.
Aunque amar y querer se refieren a la misma emoción, querer se vincula con las relaciones familiares o de amistad. También se asocia con el deseo de poseer algo o a alguien. Querer también se refiere a sentimientos sinceros.
Entre amar y querer no hay diferencias muy significativas, ya que los utilizamos en diferentes situaciones de nuestra vida.
Para la escritora Susana Castellanos de Zubiría, “el amor podría interpretarse como un ímpetu que es nuestro aliento vital, que permite y da sentido a la vida, que nos impulsa a cuestionar y a cambiar desde nuestro interior para unirnos con seres en los que intuimos una energía similar. Va mucho más allá de la idealizada pasión de los sentidos o de la atracción sexual”.
El amor “Es una revolución interior que apunta a crear armonía y sentimiento de pertenencia a la naturaleza y al universo. El amor es la fuerza de la que todo está hecho, por tanto nos hermana con todos los seres vivos”, señaló.
En cambio querer es un verbo que surgió del latín quaerĕre y que  es un sentimiento, también muy intenso, pero que no tiene nada que ver con el romanticismo como el sentimiento del “amor”.
Contrario al amor, todos sí sabemos lo que es querer porque no necesariamente tiene que ser a alguien.  De hecho, el verbo  “querer” ya implica el deseo de poseer algo o alguien y, por tanto, tiene una connotación más personal. Querer a alguien significa tener sentimientos bonitos hacia esa persona, porque se trata de alguien muy importante para uno, al que le deseamos todo el bien del mundo.
Así mismo, podemos adorar a alguien porque nos entendemos bien y tenemos pensamientos similares para compartir.
Agradezco a D´s porque me ha enseñado todo lo que sé, porque está a mi lado y me guía.Le ruego que proteja a aquellos que no tienen nada, que sufren o que padecen porque viven en detestables dictaduras, o en países pobres donde el hambre los conduce a la muerte.


Regina Mizrahi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .