Jesús se quiere ir


.-Bueno, lo has puesto todo en la mochila, veo que estás decidido a irte.

.-Pues si, estoy harto de aguantar esta situación.

.-Queras decir que estás cansado de aguantarme a mí, a tu abuelo.

El muchacho se quedó parado, no sabiendo que contestar, esta vez el abuelo había sido contundente, como siempre normalmente, pero ahora el nieto quería irse y por lo que veía, estaba resuelto a hacerlo.

.-¿No vas a esperar a que tu madre vuelva? Sabes que cada año se va a la vendimia y como es una buena trabajadora, a veces le dan algún que otro trabajo complementario, como la limpieza de alguna casa y demás y por eso en vez de estar un mes suele estar unos meses y ya sabes con ese dinero podéis pasar el resto del año.

.-Sí, pero yo ya soy mayor! Y tengo que trabajar y aquí no hay nada. El tractor ya sé llevarlo aunque usted no quiere que lo coja.

.- No quiero que cojas el tractor porque aunque te creas mayo sólo tienes catorce años y tienes que seguir los estudios.

.-¿Y que quiere que sea ingeniero? Como ese que viene por aquí mandando estupideces, pues no tiene ni idea de lo que hay aquí.

.-Es verdad, esos señores están muy bien preparados técnicamente pero lo ajustan mal a la práctica, vienen con aires de grandeza y meten la pata ¡Como no tengas ni idea!.

.-Sí, ya lo he visto, con el canal de agua, fue un desastre y gracias que usted lo arreglo.

.-Sí y D.Tomás me lo agradeció.

.-Sí claro, dándole más trabajo, pero ni un céntimo de sueldo más.

.-Sí tienes razón por eso esas manifestaciones y esas protestas, estoy empezando a considerar que hay otra forma de intentar arreglar las cosas que yo no había ni de coña pensado hacer. Por eso apoyo a esa juventud, rebelde y fuerte!

Jesús miraba a su abuelo algo sorprendido pero en el fondo agradecido del cambio de actitud de un hombre sometido toda su vida a la esclavitud del patrono.

.- Bueno, cojo mis cosas y me voy. Ya llamaré cuando venga mi madre para decirle donde estoy.

.-¿No querías ser mecánico? Para eso necesitas hacer Formación Profesional y aquí en el pueblo, que está cerquita, creo que ya puedes empezar en octubre próximo.

Jesús se paró y miró a su abuelo que en ese momento encendía un pitillo.

.-Verás observé hace unos días, cuando viniste a la finca de D.Tomás, como acariciabas a la yegua, esa tan salvaje y rebelde y me di cuenta que tienes una buena cualidad para los caballos. Se lo dijo D. Tomás, (sí ya sé, el cacique) y me dio permiso para montar y dominar a esa bella Yunka, así la llaman.

Jesús dejó caer el petate y miró con sumo interés a su abuelo-

.-Verás dicen que Jesucristo, era Jesús el sabio y Cristo el guerrero, yo creo que como te llamas Jesús y vas a estar a la altura de tu nombre, el sábado iremos a montar a esa hermosa yegua, luego si te apetece te haces mecánico. Bueno es una forma de enriquecer la existencia, porque como dijo el poeta: “Se hace camino al andar…….”

Salomé Moltó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .